Suscribite a la newsletter
Revisá tu correo electrónico para confirmar tu subscripción
ABUSOS EN LA IGLESIA

Sergio Rubín: "El Papa pidió perdón y reunirse con las víctimas en el Vaticano"

"Esto es de una gravedad absoluta porque enfrenta a un pontífice con una iglesia local".

Jueves 12 de Abril de 2018
Audio

El Papa admitió que se equivocó respecto a las denuncias de abuso a menores en Chile. 

Sergio Rubín: "En la Iglesia de Chile, como ha ocurrido en otras iglesias, hubo una serie de abusos cometidos por sacerdote. Un caso emblemático es el del padre Karadima, que fue denunciado en el 2010 y luego fue expulsado. Él tenía algunos colaboradores, como el hoy obispo Barros, que era su mano derecha. Las víctimas de Karadima decían que Barros no podía ignorar los horrores que había cometido Karadima. La iglesia chilena siempre lo negó". 

"Bergoglio en reiteradas ocasiones lo defiende, son todas calumnias. Esto lo repite en Chile, generando un dolor tremendo en las víctimas. Esto complica tremendamente el viaje del Papa a Chile". 

"Barros apareció en las tres misas que él celebró en Chile". 

"En el vuelo de regreso a Roma el Papa pide disculpas, dice que si le acercan indicios está dispuesto a cambiar de opinión. A su vuelta a Roma toma la decisión (...) de enviar a monseñor Scicluna, un arzobispo muy prestigioso que se encarga de desenmascarar toda esta cuestión de los abusos". 

"Francisco recibe el informe de monseñor Scicluna que estuvo en Nueva York con una de las víctimas, que estuvo en Chile, entrevistó a 64 personas. Recibe el informe final y se da cuenta que estuvo mal informado". 

"Lo engañaron. Esto es gravísimo, de una gravedad absoluta porque enfrenta a un pontífice con una iglesia local". 

"Aumentaron el padecimiento de las víctimas, afecta a una institución y al propio Papa". 

"Ayer en la carta que el Papa le manda a los obispos chilenos dice me equivoqué, pido perdón, quiero reunirme con las víctimas, quiero que vengan todos los obispos a Roma". 

"Esto muestra a una iglesia chilena, de las más prestigiosas durante la última dictadura militar, terminó en esta iglesia tan lastimosa". 

"Yo pienso que algunas cabezas van a tener que rodar. El arzobispo Ezatti de Santiago tiene 76 años". 

"Es uno que ya se está yendo". 

"Una purga tiene que haber". 

 *BIO: Periodista y autor de "El Jesuita".

RECOMENDADOS