Suscribite a la newsletter
Revisá tu correo electrónico para confirmar tu subscripción
AGENDA ECONÓMICA

El dólar saltó un poco más de lo esperado pero no hay ningún peligro sobre el sistema financiero, sobre los depósitos

No podemos celebrar que haya una devaluación porque representa una caída en los ingresos en pesos.

Viernes 29 de Diciembre de 2017
Audio

Deberíamos plantear qué es lo bueno y qué es lo malo de lo que pasó ayer. 

Lo bueno, siempre es importante que se tomen decisiones. Argentina sigue estando ante una encerrona. Y el Gobierno ante esa situación, que el presidente Mauricio Macri describió en la CNN, si seguimos así chocamos, siempre es importante que se haga algo. 

Otro dato importante es que el Gobierno indujo una devaluación, pero acá no ha habido ninguna corrida cambiaria. 

El dólar saltó un poco más de lo esperado pero no hay ningún peligro sobre el sistema financiero, sobre los depósitos. 

Es positivo que el Gobierno haya redoblado el compromiso de bajar la emisión monetaria, que el Banco Central no le financie al Gobierno el gasto público. 

También parece positivo el hecho de que ahora hay una meta de inflación que es la que tiene todo el Gobierno. 

La meta de inflación va a ser ahora responsabilidad del Jefe de Gabinete, del Ministerio de Hacienda. Aquí ya no es el Banco Central y los demás se desentienden. Sino que ahora todos son responsables de que se cumpla ese 15%. 

La parte negativa es que el Gobierno indujo una devaluación.

En el mediano plazo el atraso cambiario se resuelve si no hay inflación. 

En lo inmediato hay menos atraso cambiario, hay alivio a las economías regionales, hay un guiño a los gobernadores. 

Si seguimos en un proceso inflacionario, está bien que el dólar no se atrase. Pero no podemos celebrar que haya una devaluación porque representa una caída en los ingresos en pesos.

Supongo que el Gobierno se va a poner un poco más duro en lo que es el control de los precios. 

De aquí hasta el 9 de enero, el 9 de enero es la primera licitación de LEBAC donde vencen casi 250 mil millones de pesos. Hay que ver en dónde pone la tasa de interés el Banco Central, en dónde está el precio del dólar el 9 de enero. 

Eventualmente con un dólar entre 19 y 20 pesos y una tasa de LEBAC en 25, otra vez se van a tirar en trampolín en enero muchos inversores que hicieron la diferencia con el cambio de dolar de 17 a 19. Y ya en 19 volver a vender los dólares y volver a colocarse en LEBAC. Ayer Luis Caputo también blanqueó la situación, dijo necesitamos 35 mil millones de dólares el año que viene.

Aquí ha habido un gesto de autoridad del presidente sobre el Banco Central. 

Lo que me parece que hay es una decisión de que las metas de inflación las decide el poder político y después el Banco Central tiene independencia para llevar adelante las políticas monetarias conducentes a esa nueva meta de inflación. 

También se ha ratificado el modelo de gestión del presidente Macri, como Marcos Peña como super ministro, el resto del Gobierno incluyendo el presidente del Banco Central alineado con el CEO, con quien maneja el gobierno operativamente que es Marcos Peña. 

El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, que conoce al Presidente hace muchos años, no quiso correr la misma suerte que hace un año atrás corrió Alfonso Prat-Gay. 

El primero que públicamente salió a cuestionar esto de que el Banco Central no flexibilizara las metas fue Prat-Gay.

Me da la sensación de que el dólar debería estabilizarse no mucho más de 20 pesos. En general el mercado lo ve en torno de 19. Esperando las señales de qué va a hacer el Banco Central con la tasa de interés.

El Gobierno tiene que administrar los problemas que vienen después de la devaluación.

El Banco Central tiene 50 mil millones de dólares en las reservas. Con lo cual la suba en el precio nominal del dólar le netea toda la pérdida de los intereses por los pagos de LEBAC.

RECOMENDADOS