Suscribite a la newsletter
Revisá tu correo electrónico para confirmar tu subscripción
Editorial del 29 de noviembre de 2017

En la Argentina urge necesariamente un consenso básico sobre qué vamos a hacer con las leyes que ya están escritas

Por Pablo Rossi.

Miércoles 29 de Noviembre de 2017
Audio

 Por Pablo Rossi.

A simple vista uno observa que hay dos sintonías muy claras en el debate público.

Uno por un lado que comienza hoy en el Senado la reforma que está proponiendo el Gobierno.

La otra agenda es la que desnuda toda la crisis que arrastramos de décadas, que no es sólo estructural como ha puesto en relevancia a partir del submarino ARA San Juan. Sino también con lo ideológico. Las taras argentinas con la ilegalidad y lo ideológico no se si son más importantes que todas las otras.

Hoy dice Joaquín Morales Solá en La Nación que un grupo minoritario desafía al Estado argentino.

La disputa entre el Estado y los mapuches ya se cobró dos vidas.

Maldonado murió ahogado luego de una protesta de la RAM.

Rafael murió por un tiro que le entró por un gluteo y le performó un pulmón, un tiro que probablemente de un arma de Prefectura.

Para los jueces del sur, primero Otranto, ahora Villanueva, da la sensación que las leyes son como las describía irónicamente Carlos Fayt. Las leyes son apenas un código de sugerencias.

No sé cómo un escuadrón de Prefectura, después de ser atacado, ante una incursión de un grupo violento, no toma los recaudos necesarios sabiendo los errores y los impedimentos y los obstáculos que hubo en el caso Maldonado.

El Gobierno quiere crear un protocolo anti RAM con los gobernadores del sur. En la Argentina urge necesariamente un consenso básico sobre qué vamos a hacer con las leyes que ya están escritas. ¿Los jueces las van a aplicar o las van a tener como una sugerencia de última instancia? ¿Un procedimiento se va a hacer como fijan los manuales del procedimiento legal? ¿O vamos a tener fuerzas de seguridad a la bartola?

Si el Estado no responde profesionalmente tenemos (...) organismos de DDHH saliendo al mundo a decir que en Argentina no hay estado de derecho por mucho tiempo. Hace falta volver a la ley.

Si volver a la ley es ser de derecha, la verdad que yo quiero ser derecho. 

RECOMENDADOS