Suscribite a la newsletter
Revisá tu correo electrónico para confirmar tu subscripción
Editorial del 10 de noviembre de 2017

Van a pasar veinte años para que Argentina corrija su problema macroeconómico

Van a bajar los impuestos en el 2023. Estamos en el 2017. Y estamos arrastrando problemas desde el 2007.

Viernes 10 de Noviembre de 2017
Audio

 Los argentinos miramos las cosas desde un ángulo raro. Acostumbramos a mirar la política desde el peronismo.

Lo propio está ocurriendo ahora con el problema de la corrupción kirchnerista. Estamos poniendo el foco en cómo se pelean entre ellos.

Y cuando miramos la economía la miramos siempre desde el punto de vista del Estado.

La discusión se salió de madre porque ya no estamos hablando de un problema de enfoque. Si miramos la cuestión desde el punto de vista privado, la economía privada, que produce riquezas, encontramos este cuadro de cosas. El Estado tiene desde hace mucho un gasto exorbitante que no para de crecer ni con Néstor Kirchner, ni con Cristina Kirchner ni con Mauricio Macri.

Es cierto que puede atenuarse un poco el déficit.

Y al mismo tiempo que tenemos un gasto descomunal, el estado tiene un déficit fiscal completamente récord, que viene de hace muchísimo tiempo y que el estado financia de diversas maneras. Hoy en día lo financia con altos impuestos, con impuestos normales con tasas altas. Y al mismo tiempo impuestos distorsivos que son únicos en el mundo, por ejemplo el impuesto al cheque. Aplica ingresos brutos, impuesto a los sellos como en la época de la colonia.

Yo pago impuesto a los sellos en la provincia de Buenos Aires en la tarjeta de crédito.

Como con eso no le alcanza, el estado se endeuda. Y acá hay una sustitución en la financiación entre Cristina Kirchner y Mauricio Macri. Cristina Kirchner no tomaba deuda, usaba la reserva, emitía guita. Macri blanqueó esto, pero al blanquearlo tiene que tomar deuda. y la deuda le produce al sector privado otro problema, que es la baja en el tipo de cambio. Que afecta a la competitividad.

Al mismo tiempo que el estado aplica al sector privado impuestos descomunales además de impuestos distorsivos y le baja el dólar porque tiene que endeudarse para financiar el gasto, al mismo tiempo le aplica impuestos fenomenales al sistema laboral para financiar al sistema sindical.

Arriba de esto está la bomba de la ANSES.

Arriba de este cuadro de cosas hay un problema más serio, que es la evasión.

Hay sectores que no pagan impuestos, que contratan empleados en el mercado informal. En alguno de estos casos bajo el amparo de la política, el caso de la empresa OCA o el caso de Cristóbal López.

El esquema desde el punto de vista si cambiamos el ángulo y lo miramos desde el sector privado, es un delirio.

Esto es lo que está pasando en la Argentina.

Arriba de esto hay un montón de ciudadanos que no pagan impuestos porque viven en la informalidad. Esto pasa por ejemplo en los negocios de mi barrio, donde no te aceptan una tarjeta de crédito ni mamado.

Hay esta mañana una discusión política incomprensible. me resulta que la AFIP está hoy en manos profesionales y que Alberto Abad pretende cobrarle impuestos a estos tipos.

Cómo puede ser que hasta ayer mismo haya funcionado el Banco Finansur, epicentro de una evasión de 10 mil palos.

Me parece que en este punto falta algún nivel de determinación.

Por qué el sector privado argentino está sometido a este esquema estrangulante de impuestos distorsivos, de impuestos altísimos, de cargas previsionales, de tasas de interés y de tipo de cambio. Y hay unos tipos que al amparo de un sector político evadieron tanta guita, en un caso vinculado con Moyano y en otro a Cristina Kirchner, y tienen que negociar con el juzgado. Avisennos porque las reglas tienen que ser parejas para todo el mundo. En ese contexto el presidente Macri pide inversiones.

Inversiones nuevas, empresas nuevas, sacando la obra pública no hay. Si hay inversiones son en el plano financiero.

Yo pregunto, la política argentina en su conjunto ¿se dan cuenta de este cuadro de cosas? ¿Y que la economía argentina en este contexto es inviable?

Yo entiendo que el presidente Macri entiende este fenómeno.

El conjunto de la dirigencia política debiera mirar este asunto desde el sector privado.

Van a bajar los impuestos en el 2023. Estamos en el 2017. Y estamos arrastrando problemas desde el 2007.

Van a pasar veinte años para que Argentina corrija su problema macroeconómico.

RECOMENDADOS