Suscribite a la newsletter
Revisá tu correo electrónico para confirmar tu subscripción
PRESIDENCIA TRUMP

Trump genera nuevo repudio en la comunidad internacional

Su insulto hacia naciones africanas y centroamericanas fue condenada por la ONU.

Sábado 13 de Enero de 2018

 Donald Trump generó otra ola de repudios y criticas en la comunidad internacional, a propósito de sus declaraciones sobre África, Haití y El Salvador, denostados despectivamente como sitios irrelevantes, o para usar su propio lenguaje, "países de mierda".

La cita textual que reveló anteayer el jueves The Washington Post y que confirmaron testigos -y que el presidente norteamericano desmintió en su cuenta de Twitter- desató un aluvión de críticas en todo el mundo por otra prueba del nacionalismo con rasgos xenófobos de Trump. Desde las Naciones Unidas hasta la Unión Africana y los gobiernos de los países afectados repudiaron al republicano.

Tres personas consultadas sobre las circunstancias de los dichos, que ocurrieron durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, dijeron que Trump cuestionó por qué Estados Unidos debería aceptar más inmigrantes de Haití, El Salvador y de "países de mierda" africanos.

La descripción despectiva de todo un continente sorprendió a los legisladores demócratas y republicanos que asistieron a la reunión, e inmediatamente reavivó las acusaciones de racismo contra Trump.

El senador demócrata Dick Durbin dijo que "países de mierda" fue exactamente la expresión proferida por Trump, y no las versiones rebajadas que emitieron luego el presidente, vía Twitter, y la Casa Blanca en un discreto comunicado. "Cuando se le preguntó sobre los haitianos dijo: ¿Haitianos, necesitamos más haitianos?'", señaló la nota.

La reunión era un encuentro bipartidista de legisladores con el presidente sobre el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), los 700.000 jóvenes inmigrantes que entraron al país con sus familiares sin papeles, los llamados dreamers.

En la reunión también se discutió el otorgamiento de visados a algunos ciudadanos de países que fueron retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

Sin embargo Trum, más tarde desmintió la situación: "El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue rudo, pero esas no fueron las palabras usadas", tuiteó el presidente.

Más tarde agregó: "Nunca dije nada despectivo sobre los haitianos que no fuera decir que Haití es, obviamente, un país muy pobre y con problemas", y agregó: "Tengo una maravillosa relación con los haitianos. Probablemente debería grabar futuras reuniones, desafortunadamente no hay confianza".

La Casa Blanca no negó el comentario sobre África, El Salvador y Haití. En su lugar emitió un comunicado en el que afirmó que Trump apoya las políticas de inmigración que acogen a "aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad".

El texto aludía, entre los que pueden contribuir a la sociedad norteamericana, a los ciudadanos de Noruega, a quienes Trump citó durante la reunión como ejemplo de inmigrantes deseables.

Luego retomó en Twitter la controversia por el muro en la frontera con México Los demócratas parecen determinados a que entren personas y drogas a nuestro país por la frontera sur, poniendo en riesgo miles de vidas en el proceso. Es mi deber proteger las vidas y la seguridad de todos los norteamericanos. Debemos construir un gran muro", escribió.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra, calificó de "racistas" las declaraciones del líder republicano.

"Estos son comentarios impactantes y vergonzosos del presidente de Estados Unidos. No hay otra palabra que se pueda usar que no sea "racista", dijo Rupert Colville, vocero del alto comisionado Zeid Ra'ad al-Hussein. "No se puede descalificar a países y continentes enteros como "países de mierda", cuya población completa no es blanca y por lo tanto no son bienvenidos", agregó.

Tanto la Unión Africana como el gobierno de Haití y el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén condenaron las declaraciones.

RECOMENDADOS